domingo, 19 de marzo de 2017

La metamorfosis.

Una mañana soleada Elena se despertó, se notaba en el cuerpo algo muy raro, se miró al espejo y vio  que era una gata con mucho pelo y de muchos colores. Ella quería chillar para llamar a su madre y ella  no podía porque solo sabía maullar. Elena saltó por la ventana de su habitación y se fue a dar una vuelta por Canena, vio a un gato y se enamoró. Más  tarde fueron a un bar y en el suelo le echaron algunas salchichas y miajas de pan,¡se lo comieron todo! Ella volvió a su casa y como era muy pequeña no podía entrar, saltó y saltó para abrir la puerta y Elena no pudo. Cuando no se lo esperaba la puerta se abrió y Elena fue a su cuarto para hacer los deberes para que el profesor no le regañase podía porque no tenía manos sino patas, ella decidió ir a la cama y dormirse, al día siguiente se levantó y todo había vuelto a la normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AVISO

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.