miércoles, 18 de mayo de 2016

Teatro del Quijote Capitulo 3

 (Salen Don Quijote, y Sancho quejándose y a lo lejos  se ve un rebaño de ovejas)
Quijote- Mira el ejército moro de Alifanfarón.
Sancho- ¡No ves que es un rebaño! ¿No oyes lo balidos?
Quijote- No son balidos sino tambores y trompetas de guerra.
               (Don Quijote empieza a matar a las ovejas  y el dueño                        empieza a apedrear a don Quijote hasta que se marcha)                                              
Quijote- Sancho dame el bálsamo.
               (Sancho le acerca el aceite a Don quijote que se lo bebió de un trago)
Quijote- Sancho, dime cuántos dientes me faltan.
(Sancho le metió los ojos en la boca y el bálsamo
               hizo efecto, vomitándole encima)
Sancho- No le queda ni un diente.
               (Se hizo de noche y llegaron a un bosque)
Quijote- Sancho, ¿no oyes ese sonido de agua? (Se oye un estruendo).
Sancho- ¿Qué es eso señor?
Quijote- No lo sé, tú quédate aquí, y si muero dile a Dulcinea que he   batallado en su honor.
Sancho- (Llorando) No me dejes solo.(Se quita el cinturón y le ata las patas a Rocinante)
Quijote- Está bien, no iré hasta mañana.
(Se duermen Quijote y Sancho y a este le da diarrea y
lo suelta... Quijote se despierta por los olores)¡No alivies tan cerca de mí Sancho!
               (Sancho le quita el cinturón a rocinante)
Quijote- Es hora de pelear.
(Van hacia el ruido, y se encuentran con una rueda de molino, Sancho se cachondea y Quijote se cabrea) (Durante la discusión aparece un barbero con una bacía en la cabeza)
Quijote- Sancho, ¿ves a ese hombre lleva el yelmo de la invencibilidad? (Y va a por él, el barbero huye chillando y mientras corría se le cayó la vacía. Se pone la vacía en la cabeza)
Quijote- El propietario de este yelmo tendría que tener un cabezón.
Sancho- Tiene usted muy mala figura
Quijote- Tienes razón me llamaré el caballero de la triste figura.
(Iban charlando cuando de pronto Don Quijote ve a una docena de hombre en hilera)
Sancho- Esos son presos que están condenados a remar.
Quijote- Entonces tengo que liberarlos.
Sancho- No lo hagas.
Quijote- (Se acerca a los prisioneros) ¿Qué habéis hecho? (mira al último)¿Por qué ese prisionero lleva más cadenas?
Comisario- Ese preso es el famoso Ginés de Pasamonte y está condenado a morir remando.
Quijote- (Se queda callado) ¡Ay los galeotes! Comisario libere a estos hombres.
Comisario- ¿Que los libere?
Quijote- Sí, porque no hay que convertirlos en esclavos.
Comisario- ¡Menuda majadería! Cómo voy a soltar a estos criminales. Señor, quítese el orinal de la cabeza y siga su camino.
Quijote- (Se enfureció, y lo derribó con un golpe de lanza)
(Los presos aprovechan esto para romper las cadenas y ayudar a Don Quijote a espantar a los guardias, que salen corriendo)
Quijote- Para agradecerme la libertad, id y decirle a Dulcinea lo que he hecho.
Presos-  Nos pillaría la Hermandad, le rezamos una oración y ya está.
Quijote-  (GRITANDO) ¡¡¡Hijos de la gran puta!!! ¿Así me lo     agradecéis?
Presos-   (Fueron a por don Quijote y empezaron a apedrearlo)
(Sancho se esconde y Quijote se defiende con un escudo. Luego los presos le roban todo).
Quijote- ¡Ay Sancho! Si te hubiera escuchado esto no hubiera pasado.
Sancho- A ver si así escarmientas. Y corre si no quieres acabar en la cárcel.
Quijote- Eres un cobarde pero esta vez te haré caso.

(Sancho monta a Don Quijote encima de su caballo y se dirigen a Sierra Morena).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AVISO

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.