martes, 28 de febrero de 2017

NADIE DIJO QUE FUERA FÁCIL


Este relato es muy positivo porque creo que todo esfuerzo tiene su recompensa.

El texto trata sobre una niña que era distinta a los demás: una chica tímida que llevaba libros a las horas libres de tutoría y que buscaba la mirada de los profesores inteligentes para sentirse cómplice y no estar sola. Gracias a eso y a su esfuerzo ha conseguido ser una mujer de provecho, con trabajo, y no dejarse influenciar por la sociedad actual.

Me ha gustado la frase: "Al hacer de cada esfuerzo, de cada miedo, de cada desengaño, de cada ilusión y de cada libro, un martillo con el que picar los muros espesos que te rodean". Yo pienso que es una frase que puede animar a cualquiera que lo lea.

Fue una niña muy valiente, que a pesar de todo decidió hacer lo que le gustaba y aceptarse como era, aunque la trataran como un bicho raro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AVISO

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.