domingo, 20 de noviembre de 2016

Anécdota de Ángel

Un lugar al que le tengo mucho cariño y al que me encanta ir es Ciudad Real, la ciudad en la que viven mis tíos. Me encanta todo lo que tiene: sus tiendas, parques, calles, plazas, edificios…
Una anécdota que recuerdo es que una vez que fui, estaba en el parque de al lado de la casa de mis tíos en el que había una especie de fuente/farola, que echaba agua por arriba, y que en ese momento estaba apagada. Para acceder a la plataforma que había debajo de la fuente, había que recorrer un pequeño puente. Yo me dispuse a cruzarlo y, de repente, se activó la fuente y me empapó de agua de arriba abajo. Fue un momento muy divertido y lo tengo muy presente en mi memoria.


Por Ángel Molina Godoy
1º ESO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AVISO

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.