domingo, 23 de febrero de 2014

FANATASÍA O REALIDAD.

Cuando se es pequeño el mundo es una fantasía. Todo es perfecto. Se está siempre jugando e imaginando mil y una maravillas, creemos que al crecer se puede ser todo lo que queramos, desde una princesa hasta una gran artista. Pero, ¿es mejor que a la imaginación de los niños se les ponga un límite? ¿Que los niños sepan desde pequeños cómo es la realidad?
Yo creo que de pequeños siempre se ha disfrutado imaginando y creyendo en diversas fantasías.
¿Cuántas niñas han deseado ser princesas y vivir en un castillo? y ¿Cuántos niños querían ser superhéroes?
 En mi opinión los niños deben conocer la realidad un poco alterada por la fantasía. Es bueno que crean que todas las Navidades los Reyes Magos van de casa en casa repartiendo regalos porque, de pequeños, se disfruta con estas fantasías, aunque deben saber que hay que portarse bien no porque si no un monstruo te va a comer sino porque es lo correcto.
Poco a poco los niños crecerán y descubrirán cómo es la vida, pero recordarán todo lo que disfrutaron de pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AVISO

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.